Arcos de la Frontera

Fotografías de © Rafael Galán García

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

Hoy Rafael Galán nos ofrece esta serie de imágenes del castillo de Arcos de la Frontera (Cádiz) para continuar nuestros “viajes fotográficos por al-Andalus”.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

El emplazamiento topográfico de la ciudad de Arcos es muy significativo, sobre un promontorio rocoso que cae cortado a pico por dos de sus caras (llamadas respectivamente la Peña Vieja y la Peña Nueva) en mitad de un meandro del río Guadalete, que traza una amplia curva al encontrar en su curso este obstáculo orográfico, acentuado por la erosión fluvial. Sobre la Peña existió una fortaleza al menos desde los primeros tiempos de la cultura andalusí, a tenor de una fuente cronística bajomedieval denominada Una descripción anónima de al-Andalus. En dicho texto se menciona el castillo de Arkus como una fortaleza “construida por los antiguos” y cuyo nombre fue Qal’at al-Nusur (Fortaleza de las Águilas).

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

La mención más antigua del Arkus andalusí se remonta a mediados del siglo VIII y los textos árabes informan de que en la etapa emiral fue destruida hasta dos veces. Después es mencionada como residencia de un alto exfuncionario de la corte omeya. Estuvo incluida en la kura de Sidonia, siendo en ocasiones capital de la misma, como también fueron Medina Sidonia, Calsena o Jerez de la Frontera.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

En el siglo XI Arkus se constituyó como reino taifa, gobernado por una dinastía beréber hasta el año 1066. Durante esta época las defensas de la ciudad debieron ser reforzadas a tenor de la información de las fuentes escritas. Después comenzaría una etapa de crecimiento importante, y la ciudad sirvió en ocasiones de escala para los ejércitos almorávides y almohades en sus penetraciones en la península. Entre otras muchas menciones, al-Idrisi la cita incluyéndola en el iqlim (distrito) de Lak, junto a Tarifa, Algeciras, Cádiz, Beca y Jerez.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

El infante D. Enrique, hijo de Fernando III, en 1253 conquista Arkus para la Corona de Castilla, aunque los musulmanes la vuelven a ocupar momentáneamente entre 1261 y 1264, fecha de la toma definitiva por Alfonso X. Desde entonces Arcos asumirá un nuevo papel en la Frontera castellano-nazarí, sirviendo como colonia o presidio militar a lo largo de toda la Baja Edad Media.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

Hasta el primer tercio del siglo XIV el Arcos cristiano sufrirá una importante despoblación. Para solucionarla y salvaguardar su defensa, Alfonso XI adscribirá el término de Arcos a la jurisdicción de Sevilla en 1338, manteniéndose así hasta 1401.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

Durante el siglo siguiente se desarrolla una continua mejora de las condiciones de vida y se realizan importantes reformas en las murallas y el castillo en 1430.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera

La fortaleza fue residencia de los Duques de Arcos y actualmente presenta planta irregular en torno a dos patios. Se sitúa junto a la Plaza del Cabildo, en la zona topográficamente más elevada del casco urbano. Es de propiedad privada y de acceso restringido.

Anuncios

One thought on “Arcos de la Frontera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s